Carrito

15,00 IVA Incluido

La Bruja de Rozas 2018

Madrid

Con stock

El Hombre Bala 2018 es un vino que nace para ensalzar las garnachas de Madrid. Es un proyecto de Uvas Felices y comando G

Compra este producto ahora y gana 15 Puntos!

Comparar

La Bruja de Rozas 2018 es un vino que nace para ensalzar las garnachas de Madrid. Se trata de un proyecto de Uvas Felices y Comando G

La Bruja De Rozas es la obra de los chicos de Comando G. Un proyecto que nace para mostrar al mundo que zonas denostadas como la Sierra de Gredos pueden ofrecer algunos de los vinos más personales del mundo.

Tipo: Vino tinto con crianza
Bodega: Uvas Felices 
D.O.: Madrid 
Variedad: Garnacha

CATA

  • VISTA De bonito color rojo dorado de intensidad baja.
  • NARIZ Su nariz es delicada y su boca fresca aunque de final austero. Estamos ante un vino delicadamente rústico en el que tras una aparente fragilidad se esconde un centro personal y sugerente.
  • BOCA Combina la madurez de los vinos españoles con una frescura y una elegancia que parecen importadas de Borgoña. Afloran los recuerdos a piel de naranja, aroma característico de las mejores garnachas, junto a aromas de frutos rojos y sutiles lácticos. Se sienten en él el suelo y la piel de la uva adornados de recuerdos herbáceos y discretas especias dulces. Un vino inicial que define un estilo.

ELABORACIÓN

La Bruja de Rozas 2018 procede de viñedos ubicados a una altitud de entre 415 y 600 metros sobre el nivel del mar en el entorno de la Sierra de Gredos.

La Edad de las viñas está comprendida entre los 50 y los 90 años bajo suelo de Granito y arena. Su crianza es de 10 meses en barricas de 400 y 700 litros de roble francés.

La Bruja De Rozas es la obra de los chicos de Comando G, mostrando al mundo que zonas denostadas como la Sierra de Gredos pueden ofrecer algunos de los vinos más personales del mundo.

Como la G en su nombre indica, los vinos de Comando G se basan en la variedad garnacha. Éste, en concreto, es un monovarietal elaborado con uvas de 3 pequeños viñedos de entre 50 y 90 años plantados sobre suelos graníticos a una altitud de 800-900 metros. Las viejas cepas aportan la profundidad, el granito la transparencia y la altitud el frescor, dando como resultado un vino equilibrado y expresivo que enamora desde el primer sorbo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.